!A la calle! !Para que se vaya este gobierno y derrotar su paquetazo!. Por: Partido Socialismo y Libertad (PSL)

Se está caldeando el ambiente contra el hambreador, corrupto y represivo gobierno de Nicolás Maduro. El repudio del pueblo es generalizado. El imperialismo y las burguesías latinoamericanas presionan desde la OEA por una salida electoral ante el temor de un estallido social. Las injerencistas gestiones de Luis Almagro y las amenazas de Trump a través de las recientes declaraciones del jefe del Comando Sur, se enmarcan dentro de esta situación. El Partido Socialismo y Libertad, repudia la abusiva injerencia de la OEA, y cualquier tipo de intervención imperialista en Venezuela.

Durante la última semana se han producido en Caracas, tres marchas a la Defensoría del Pueblo, convocadas por la MUD, a raíz de la crisis política suscitada por las decisiones del TSJ, y la subsiguiente declaración de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, afirmando que se produjo una ruptura del orden constitucional. Esto ha provocado protestas en las principales ciudades del país, las cuales han sido deliberadamente invisibilizadas por los medios de comunicación, tanto oficiales como privados.

Reivindicamos el derecho del pueblo venezolano a manifestarse contra este gobierno hambreador y represivo. Hay muchas razones para protestar y por ello, repudiamos la brutal represión ejercida contra los sectores del pueblo que salieron a la calle durante estos días, y el silencio de todos los medios ante estos brutales hechos.

El PSL rechaza el allanamiento del que fuera objeto la Universidad de Carabobo, así como el asesinato del joven de 19 años, a manos de la GNB, Jairo Johan Ortiz Bustamante, durante una manifestación en Carrizal (Altos Mirandinos). Exigimos la libertad del centenar de personas detenidas en el marco de las protestas.

Nuestro partido no tiene nada que ver con la MUD y sus políticas, por el contrario, la adversamos. No obstante, consideramos que la inhabilitación a Henrique Capriles Radonsky es expresión del carácter antidemocrático y autoritario del gobierno. Sin duda, esta decisión de la Contraloría no busca otra cosa que sacar del juego a uno de los opositores al gobierno, y es parte de una orientación del gobierno de impedir elecciones nacionales o sindicales, proscribir partidos políticos a través de la validación, despedir a sindicalistas y activistas del movimiento popular, y perseguir toda disidencia. Por ello, la rechazamos como una restricción más a las libertades democráticas.

Las movilizaciones de los últimos días han sido muy nutridas, sin embargo, la mayoría de los sectores populares y trabajadores no salen aun con fuerza a protestar. El pueblo trabajador se encuentra muy golpeado por la crisis, tratando de resolver el día a día y llevar la comida a sus casas. Hay trabajadores despedidos, otros están suspendidos en la casa ganando salario mínimo y cestatickets, y sin el disfrute de muchas reivindicaciones contempladas en sus contratos. Otros se encuentran sometidos al chantaje de las dádivas del gobierno. A esto se suma la desconfianza hacia la MUD. Ante todos estos obstáculos debemos sobreponernos y movilizarnos unitariamente para salir de este gobierno.

Es necesario que el conjunto del pueblo pobre y trabajador salga masivamente a la calle a defender las libertades, de manera autónoma e independiente, así como contra el ajuste reaccionario del gobierno que nos hunde en la miseria. Debemos movilizarnos con nuestras propias consignas, exigiendo comida para todos sin discriminación ni limitaciones, salarios dignos, empleo, entre otras reivindicaciones, y la exigencia de que este gobierno se vaya.

Para el PSL es necesario que el pueblo trabajador se una a la protesta que crece en el país desbordando a la MUD y a la represión del gobierno, para luchar por un cambio de fondo, por medidas estructurales, en la perspectiva de la pelea estratégica por un Gobierno de los Trabajadores y el Pueblo, y en lo inmediato luchar por una Asamblea Nacional Constituyente, libre y soberana, que refunde al país sobre nuevas bases al servicio del pueblo trabajador.

En ese sentido proponemos realizar plenarios obreros y sindicales regionales donde discutamos planes de movilización. Además de defender en la calle las libertades democráticas, debemos movilizarnos por conquistar un Plan de Emergencia Obrero y Popular, que parta de exigir comida para el pueblo, un aumento general de salarios, y salario mínimo igual a la canasta básica, que se ajuste a la inflación cada 3 meses, por la repatriación de los millones de dólares fugados, por petróleo 100% estatal sin empresas mixtas ni transnacionales, por el no pago de la deuda externa, entre otras medidas urgentes.

En lo inmediato proponemos no pagar los 2 mil 814 millones de dolares que el gobierno pretende pagar en abril por concepto de servicio de la deuda externa, y con esos recursos adelantar un plan de importaciones de comida y medicinas de emergencia para paliar la grave situación que vive el pueblo venezolano. Y no pagar los 17 mil millones de deuda que se vencen en el transcurso del año.

Es urgente impulsar los plenarios sindicales regionales independientes, que discutan un plan de movilizaciones y voten el Plan de Emergencia Obrero y Popular, que recoja las principales reivindicaciones obreras y populares, para sacar a este gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s