El sistema de validación forma parte de la estrategia del PSUV para mantenerse en el poder. Por: Adrian Ortiz (CSR-El Topo Obrero)

Resultado de imagen para el topo obrero

El sistema de validación forma parte de la estrategia del PSUV para proteger y defender los espacios de poder alcanzados en pasados eventos electorales y en las instituciones controladas desde el ejecutivo nacional. A través de las instituciones como el TSJ, el  CNE y la defensoria del pueblo, el gobierno da las batallas burocráticas y toma las medidas necesarias para garantizar su permanencia en el poder.

El escenario electoral hoy es el menos favorable para el PSUV, ante la perdida de apoyo popular, evidenciado en las ultimas elecciones donde de forma escandalosa perdió la Asamblea Nacional, ellos saben que la derrota en una elección de gobernadores o alcaldes seria inminente sentenciando su salida del poder y limitando la capacidad de maniobra desde la presidencia, por lo que hoy las elecciones no es un escenario útil para seguir en el poder.

A través del CNE el gobierno presento un proceso de validación de partidos políticos para participar en las elecciones venideras, dicho mecanismo que esta existente en el reglamento del CNE ha sido interpretado por el TSJ para ajustarlo a la necesidad PSUVISTA del momento, planteando requisitos como que cada organización debe obtener las firmas de 0,5% de los electores inscritos en al menos 12 estados en un periodo de dos días en un proceso que se realizará durante 10 fines de semana; además de estos tiempos, la condición de impedir la doble militancia y la logística que dispone el CNE dificulta el proceso si no tienes una fuerte maquinaria política dejando claras las intenciones de que el CNE no desea impulsar la participación.

Este nuevo obstáculo a la participación electoral, primeramente nos muestra el desespero gubernamental ante la crisis de desgaste y perdida de popularidad en el pueblo venezolano, temer medirse, como ya lo demostró con la conclusión del referendo revocatorio que impulso la MUD en el 2016, solo busca evitar el escenario que los saque del poder.

También nos muestra un gobierno que ha pasado, de mantenerse sobre el apoyo popular, a mantener en pie sobre las instituciones burocráticas del estado (CNE) y la estructura represiva (TSJ  FANB)  realzando su carácter bonapartista reaccionario.

Este escenario de validación va a llevar la proscripción de los partidos políticos mas chicos como fuerzas locales, movimientos independientes o alternativas populares, que ante la crisis del PSUV puedan erigirse como una alternativa que pueda pretender arrancar votos al PSUV en un escenario electoral, y dejara una traba para cualquier otro movimiento popular obrero que quiera incursionar en este escenario. Pero inclusive este proceso también dejara de lado a los aliados del Polo Patriótico, que han funcionado como estructura para capturar la disidencia o sectores críticos del PSUV. Esta medida lleva a las fuerzas que apoyan al Chavismo-Madurismo a dejar solo una vía, la del PSUV para manifestar su apoyo, es una manera de pasar por un solo tubo a todos los que creen en el gobierno chavista obligándolos a militar y robustecer su estructura.

La oposición no se ha opuesto de manera contundente a este proceso, solo se limita a dar declaraciones y  finalmente ha asumido participar en la validación y es que  este proceso fortalece las estructuras políticas de los partidos tradicionales más grandes, que cuentan con recursos millonarios para pasar esta etapa y restringe la participación de las fuerzas políticas más chicas que buscan quitarle espacio dentro de la MUD, dándole así una clara ventaja a AD, PJ, VP, UNT etc. permitiéndoles dirimir así las disputas internas dentro de la unidad y aplastar a los partidos mas pequeños que peleaban por participar de la repartición que hacen con el gobierno en las mesas de dialogo.

Este escenario de validación electoral representa un suceso más, en la historia de la caída del gobierno chavista, el desgaste electoral es evidente ante el descontento social producto de la crisis económica venezolana que el gobierno esta enfrentado aplicando un paquete económico a toda la clase trabajadora para defender los intereses de la burguesía.

El sistema de validación forma parte de la estrategia del PSUV para mantenerse en el poder.

Aunque los revolucionarios consideramos las elecciones como parte de la democracia burguesa, es decir, aquella pantalla que se nos brinda, para escoger a los nuevos gestores del capitalismo en los próximos años, impedir el escenario electoral o avanzar hacia la existencia de solo un puñado de partidos políticos poderosos impidiendo la participación de fuerzas emergente, es claramente un salto atrás en los derechos democráticos y a su vez un atentado a los derechos de la clase trabajadora, por lo tanto nos debemos declarar en contra de este tipo de práctica y legalismos que en Venezuela en este momento solo buscan perpetuar al PSUV en el poder.

El escenario electoral es precisamente eso, un escenarios mas de combate y de lucha en el marco de las reglas burguesas, la clase trabajadora no se debe amilanar por el carácter cada ves mas reaccionario del gobierno, la clase trabajadora debe unificar sus fuerzas para enfrentar de forma decidida a este gobierno que nos está sometiendo a una de las miserias mas grande nunca vista en la historia de este país, es necesario impulsar la creación del partido de los trabajadores pero no simplemente para participar en un escenario electoral, si no para organizar nuestras luchas que se vienen dando en cada fabrica, contra los patronos y las inspectoras del trabajo, en los barrios populares contra la represión de las OHLP, y en todas partes contra la disminución del nivel de vida del pueblo gracias al paquete económico que PSUV-MUD están lanzando contra nosotros.

La clase trabajadora debe plantearse un programa de lucha que reagrupe sus fuerza y enfrente este gobierno en todos los escenarios, porque en el marco del capitalismo la crisis económica venezolana no tiene salida, trabajadores venezolanos, el llamado es a unificar fuerzas y agruparnos, nosotros desde la CSR-ETO hacemos un llamado para convocar un congreso de trabajadores donde con representación de cada fabrica podamos discutir nuestro plan de acción

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s