La retórica del gobierno chavista y su alianza con La Polar: Harina de maíz aumenta oficialmente de 19 a 190 bolívares

El pueblo trabajador de Venezuela se encuentra acostumbrado a la retórica del gobierno chavista, por eso cada día cree menos en las mentiras del Presidente Nicolás Maduro y compañía. Desde el año 2013 el gobierno chavista viene reduciendo de manera vertical las importaciones de insumos productivos y bienes de consumo final, con la finalidad de obtener los recursos necesarios para cancelar los vencimientos de la deuda externa contraída en los últimos años para financiar la fuga de divisas de la burguesía local, la repatriación de ganancias de las transnacionales asentadas en territorio nacional y algunas políticas estatales orientadas a la inclusión subordinada a la experiencia de consumo por parte de las clases populares venezolanas.

La referida contracción de las importaciones, que algunos militantes revolucionarios han caracterizado como un ajuste económico reaccionario, ha provocado un incremento grosero de la inflación y escasez diluyendo la capacidad de compra de los salarios del pueblo trabajador venezolano, afectando de manera considerable sus condiciones de vida. En ese sentido, desde los aparatos ideológicos y comunicacionales del gobierno chavista se creó una matriz discursiva para encubrir el carácter anti-obrero y anti-popular de sus políticas económicas, afirmando la existencia de una llamada “guerra económica” desplegada por una fracción de los empresarios venezolanos denominada la “burguesía parasitaria”, que la contraponen con los empresarios chavistas que son catalogados como un “sector privado nacionalista”. Es un intento de personificación de las consecuencias de medidas económicas que solo trasladan la crisis del capitalismo venezolano a los bolsillos, estómagos y espalda del pueblo trabajador de Venezuela.

La matriz discursiva de la llamada “guerra económica” tiene como principal blanco de ataque a la industria de procesamiento de alimentos denominada La Polar, especialmente a su propietario el burgués Lorenzo Mendoza. Un empresario que proviene de una familia que siempre acumuló capital y atesoró riqueza gracias a sus vínculos orgánicos con el aparato del Estado burgués venezolano, circunstancia que a pesar de la retórica chavista no ha cambiado en los últimos años. La Polar es la empresa de capital local que más dólares preferenciales ha recibido en los años de control cambiario gestionado por los gobiernos nacionales de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. No solo eso, ahora, en medio del “estado de shock” que padece el pueblo trabajador venezolano ante la indefensión y miedo que le ocasiona vivir una brutal situación de escasez, el gobierno chavista autorizó en la tarde de hoy, 23 de mayo de 2016, un incremento del 1000% de la Harina Pan, que pasa de 19 bolívares a 190 bolívares. Es claro, que el discurso en torno a la supuesta “guerra económica” es una mentira, no hay conflictos antagónicos entre los empresarios Lorenzo Mendoza y Miguel Pérez Abad, Vicepresidente de Economía del Presidente chavista Nicolás Maduro, por eso como vienen reclamando y promoviendo distintos núcleos organizados de la clase trabajadora venezolana es hora de construir una alternativa obrera y popular a la falsa polarización: ni PSUV ni MUD.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s