Análisis y propuestas de Opción Obrera al foro organizado por el EQUIPO PROMOTOR POR UNA PLATAFORMA DE IZQUIERDA el 16/01/2016 en Caracas

Análisis y propuestas de Opción Obrera al foro que está organizando el EQUIPO PROMOTOR POR UNA PLATAFORMA DE IZQUIERDA el venidero 16 de enero de 2016 en Caracas

SE VIENE CONTRA LOS TRABAJADORES EL PEOR DE LOS AJUSTES

¡A ORGANIZARNOS PARA IMPEDIRLO!

Gobierno y la oposición de derecha tienen como objetivo rescatar al país capitalista de su crisis. Su prioridad es continuar subsidiando a los empresarios, a la burguesía, aumentar el precio de la gasolina, devaluar la moneda y continuar endeudándose. Todo nos conduce a la miseria.

La crisis económica se fundamenta en el vaciamiento financiero del país como resultado de la política de endeudamiento y del traspaso de más de 160.000 millones de dólares subsidiados a empresarios internacionales y nacionales. Por otro lado la banca y los seguros no han dejado de amasar ganancias descomunales. Todo esto condujo al actual déficit fiscal y al agotamiento de las reservas, además de llevar a 1/4 la producción industrial y agrícola existente antes de la llegada del “nacionalismo” bolivariano. Para el capital no hay un mínimo interés en la producción nacional. Entre la extracción brutal de plusvalía y su parasitismo de la renta petrolera se demuestra todo su devenir.

En un año el precio del barril petrolero pasó de 100 dólares a menos de 30, y sus perspectivas es que se mantenga cercano a 20 durante el 2016. A los mencionados problemas se le suma la escasez de divisas. Un ajuste económico habrá de ser descargado sobre los trabajadores y el pueblo que poco tiene. Para el gobierno bolivariano devaluar el bolívar (las estimaciones más conservadoras están en 1.000%) y aumentar el precio de los combustibles (al menos en 10.000%) es su salida para seguir sosteniendo al capital en crisis. El aumento de los precios de bienes y servicios de primera necesidad será su consecuencia inmediata. En contrapartida, porque ni así resulta suficiente cubrir el déficit fiscal, el endeudamiento externo, y también el interno, se mantendrá, a la par que se destinen parte de los fondos a obtener del ajuste al pago de la deuda (incluyendo su restructuración a finales del año), o se considere la privatización de activos previamente “nacionalizados”, o se pongan en venta otros fuera del país hasta por 27.000 millones de dólares, como le recomienda al gobierno Francisco Rodríguez del Bank of America-Merryll-Linch para evitar un posible defol.

Esto no es sino una salida capitalista a la catástrofe económica, y por lo tanto, una política antiobrera en todos los frentes.

Ante tan grave situación, para los trabajadores el problema real no es la institucionalidad, sus leyes o la Asamblea Nacional. Tras 57 años de vida democrática los padres de la MUD, y ahora el chavismo-madurismo, hicieron constituciones, reformas, leyes del trabajo y decretos populistas, que han terminado en un completo fracaso. Seguimos dependiendo de la venta del petróleo.

Todo esto muestra que, tanto para el gobierno como para la MUD, todo lo que defienda el salario, el derecho a la contratación colectiva y a la organización sindical autónoma y con independencia de clase, son sus enemigos.

Por ahora lo que les impide aplicar sus planes en toda la línea es el temor a un nuevo Caracazo y se genere una crisis política de ingobernabilidad, no la representada con la contradicción del doble poder burgués entre el ejecutivo bolivariano y el legislativo de la derecha, sino en la insurgencia de las masas en las calles enfrentando el ajuste económico.

A pesar del “circo” con la instalación de la nueva AN, ha sido Maduro quien, tras el nombramiento del nuevo gabinete, ha dado un paso en firme al consenso con la MUD. La presencia en Industrias y Comercio de un conocido capitalista boliburgués que lo aúpa y defiende, Miguel Pérez Abad, de FEDEINDUSTRIA; de un personaje cercano al capital financiero en Banca y Finanzas, Rodolfo Medina, un civil necesario que seguirá los pasos del militar que sustituye, Rodolfo Marco Torres, quien supo saberse escuchar en buenos términos ante los tenedores de la deuda externa; y un ex militante del PCV en la nueva cartera de Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras, Jesús Faría, el mejor de los ministerios para que medre el capital extranjero junto a sus lacayos de la burguesía “nacional”, indican, grosso modo, la tendencia a consensuar con la derecha el ajuste que Maduro prefirió aun no detallar. La guinda del postre la pone Oswaldo Vera, prominente figura de la burocracia sindical bolivariana, reconocido en cercenar cualquier intento de autonomía sindical al seno de la clase obrera.

Para nosotros, los explotados, se trata de que sean los que causaron la crisis quienes la paguen, no los trabajadores ni la gran mayoría social que poco o nada tiene.

No podemos continuar el desgaste tras movilizaciones para entregar cartas o expedientes a la comisión de asuntos sociales de la Asamblea Nacional, ahora en manos de la derecha, a la vicepresidencia de la República, a un ministerio, sobre todo el del Trabajo, o peor aun, yendo en alianza con FEDECAMARAS para hacer una denuncia en la OIT. Está harto demostrado que aparte de no conseguir nada sólo queda el cansancio.

EL CONFLICTO DE FONDO ES EL GOBIERNO DE MADURO, LA MUD Y LOS PATRONOS PÚBLICOS Y PRIVADOS CONTRA LOS TRABAJADORES.

En el 2016 se agudizarán las dificultades políticas y económicas debido a dos puntos principales:

  1. La crisis económica mundial ya que su recesión induce a una baja en el precio del  petróleo.
  2. El demostrado fracaso en la economía de Maduro y su gobierno populista cívico militar.

Hay que intervenir autónomamente en este descalabro económico con el Frente Único Clasista y de Lucha.

Elaboremos una plataforma de lucha y difundámosla entre todas las organizaciones sindicales, obreras y estudiantiles que se reclamen independientes del gobierno y de la oposición de derecha, del poder ejecutivo y del poder legislativo.

Propongamos asambleas en las fábricas y en las comunidades para discutir los problemas locales y nacionales, deliberar y decidir propuestas de acción concreta con fechas y responsables de la coordinación. La unidad es ineludible para enfrentar el ajuste económico. Las luchas requieren un Frente Único Clasista y Nacional como su mejor expresión.

Por una plataforma de lucha que contenga como programa:

  1. Expropiar a la banca bajo control de los trabajadores, su centralización y unificación para promover el crédito como palanca para incentivar la producción nacional.
  2. Implantar el monopolio del comercio exterior bajo control de los trabajadores que dictamine qué se importa, y cómo y cuándo, de forma que materias primas, insumos y bienes de capital se orienten a la producción nacional propia, y que la importación imprescindible de alimentos lo sea de manera planificada a todo el país y a todo el pueblo.
  3. Imponer la suspensión inmediata del pago de la deuda externa e interna para destinar sus recursos en maquinarias, repuestos y tecnología para echar adelante un plan nacional de industrialización y de agroindustria que se sustente en lo nacional y no en la importación libre que acrecienta el capital de la burguesía comercializadora e importadora.
  4. Por un salario mínimo que cubra el valor de la cesta básica familiar de 5 personas, indexada mensualmente con la inflación (escala móvil de salarios).
  5. Por un aumento general de sueldos y salarios que equipare la pérdida del poder adquisitivo en los dos últimos años.
  6. Por la suspensión inmediata del pago de ISLR o de cualquier otro impuesto al salario.
  7. Para decir NO a la tercerización. Que los eventuales pasen a fijos y los temporales dispongan de iguales beneficios que el personal sujeto a la contratación colectiva.
  8. Por la defensa del derecho a huelga, a la libertad sindical y a la contratación colectiva.
  9. No a la criminalización de la protesta laboral y social.
  10. No a los despidos y suspensiones. Por el reparto de las horas disponibles de labor entre todos los capacitados sin menoscabo del valor del salario.
  11. Por la unificación del movimiento obrero en un partido político de los de su clase con independencia política frente al Estado del capital, que le dispute el poder político con un gobierno de los trabajadores.

De las perspectivas unitarias aquí planteadas, y en consonancia con un cronograma de actividades resultado de la discusión al seno de esta importante actividad, también proponemos lo siguiente:

  1. Que las propuestas aquí aprobadas sean entregadas, por las vías necesarias a lo largo y ancho del país, a todos los que luchan, y que de ello resulte la convocatoria de un CONGRESO DE TRABAJADORES que acuerde un plan de movilizaciones a nivel nacional que enfrente el peor de los ajustes por venir con la convocatoria de un PARO GENERAL NACIONAL DE 24 HORAS.
  2. Que se designe una COORDINADORA con un representante por organización, y que en ésta se fije una cotización para su funcionamiento.
  3. La COORDINADORA deberá informar de sus actividades a las organizaciones que la conforman.
  4. La COORDINADORA, en la medida de sus posibilidades, deberá designar comisiones para representarla y asistir a los conflictos, expresando la solidaridad con la lucha.

Opción Obrera

08/01/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s