¡ALTO A LA REPRESIÓN MILITAR CONTRA LOS TRABAJADORES DE PIOVESAN! Por: Prensa El Topo Obrero

FOTO TRABAJADORES JPG

En la tarde del martes 24/11/2015, se presentó en las instalaciones de la empresa Piovesan, Planta 1, una comisión de 4 funcionarios de la Dirección General de Contra Inteligencia Militar, quienes de manera amenazante se dirigieron a los trabajadores para obligarlos a realizar labores que no están en sus perfiles de trabajo, ni nunca se habían realizado en toda la historia de la empresa como es la de trabajar con sacos de cemento en vez de granel lo que implica la labor de levantar sacos de más de 40 Kg, romperlos y llenar con el mismo las torvas que sirven para preparar el cemento con el que se elabora la mezcla para fabricar bloques para la construcción de viviendas, etc.

Los funcionarios mostrando sus armas en el cinturón, pistolas 9 mm, se dirigieron a varios trabajadores acusándolos de que estaban realizando sabotaje a la GMVV al no querer trabajar y por ello, si en ese mismo momento no dejaban de lado el saboteo, les iban a levantar expedientes y ser puestos presos de manera inmediata y pasados a la Fiscalía.

Los trabajadores, encabezados por el delegado de prevención y directivo sindical, Jhonny Bocourt, negaron en todo momento la acusación de saboteo, pues lo único que exigían los trabajadores era el pago de un bono extra por la realización de una labor extraordinaria que no estaba en sus perfiles, ni estipulado en el contrato colectivo.

Esta actitud de un cuerpo de seguridad militar del estado, violenta todos los derechos de los trabajadores por cuanto los trabajadores ni son militares, ni la empresa está militarizada, sino civiles y contra quienes solo le pueden ser aplicadas, dentro de los marcos de la ley y la Constitución burguesa existente, las leyes laborales si es que el patrón presume alguna falta sancionable. Mayor es el abuso de poder cuando los funcionarios se convierten en acusadores y jueces al señalar, sin prueba alguna de saboteo a la producción de bloques para la GMVV, a los trabajadores responsables del delito en cuestión. Todo esto nos recuerda los tiempos cuando en la IV República los gobiernos adecos y copeyanos lanzaban a los cuerpos de inteligencia y a la Guardia Nacional a reprimir las luchas de los trabajadores.

Al finalizar, asumiendo un rol que tampoco les corresponde, los funcionarios anunciaron que el día miércoles a las 8:00 am estarían presentándose de nuevo en la empresa para instalar una Mesa de diálogo y dependiendo de lo que allí se resolviera, levantarían los respectivos expedientes y se llevarían detenidos a los “saboteadores”. Desde ese mismo instante se prendieron todas las alarmas para convocar a todo el movimiento sindical a mostrar la requerida solidaridad con los trabajadores de Piovesan; se llamaron a dirigentes de sindicatos independientes, a los de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores a estar presentes desde las 8 de la mañana en los portones de Piovesan; se llamó a los medios de comunicación y desde ya hacemos un llamado a todas las organizaciones que se reclaman democráticas y defensoras de los derechos de los trabajadores y el pueblo, a expresar su solidaridad con los compañeros (as) de Piovesan haciéndole llegar y publicando remitidos, declaraciones de repudio a la actitud de los Piovesan, dueños de la empresa, y de condena a la actitud de los propios cuerpos de inteligencia militar por invadir terrenos que no le son propios de acuerdo a las leyes venezolanas, así como expresar la solidaridad con la lucha que desarrollan los trabajadores por defender sus derechos contra unos patronos que cuando el Paro Nacional de Diciembre de 2002 se sumaron a las acciones golpistas de la entonces Coordinadora Democrática, hoy MUD y quienes aprovechándose de sus contactos en el alto gobierno regional, tanto el de Henry Falcón como con el de Reyes Reyes, quieren quebrar la voluntad de lucha de los y las trabajadoras, quienes vienen sufriendo la ofensiva patronal que se ha traducido en la negativa a discutir el proyecto de contrato, calificaciones de despido y violación abierta y descarada de importantes cláusula del contrato vigente como el de aumento salarial, el pago de los útiles escolares y la de juguetes.

La solidaridad se puede hacer llegar a: Mario Mangarret, Osintra Piovesan: carrera 18 entre calles 22 y 23 Nº 22-26. Mario Mangarret: Telef. 04161265746.

¡¡¡FUERA LA DIRECCIÓN GENERAL DE CONTRAINTELIGENCIA MILITAR DE PIOVESAN!!!
¡¡¡NO AL AMEDRENTAMIENTO MILITAR CONTRA LOS TRABAJADORES!!!
¡¡¡SON LOS EMPRESARIOS ESPECULADORES LOS QUE DEBEN IR PRESOS!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s