Sobre la división de Marea Socialista. Por: José Capitán (Opción Obrera)

 

Las elecciones el 6D: El juego perfecto

Producto de la “ingeniería política” del poder, como dijo un compañero, Marea Socialista se partió en dos. No llegaron ni al 6D, no resistieron ni siquiera un leve soplo de la lucha de clases. Sus postulados sucumbieron ante la disyuntiva electoral: Votar o no votar por el PSUV, sin que eso diferenciara su apego o pertenencia al chavismo, eso está bien confesado en ambas posiciones*, profesión de fe digamos.

Ser o no ser, To be or not to be, no es la Question, no está en juego, eso es muy profundo, su esencia es ser chavistas lo de socialistas es por tanto un solo rótulo

¿Quien tiene la razón? Ambos, los dos toletes acuden al joker “el golpe de timón” en sus paráfrasis, para ambos Chávez es el mesías que se murió antes de lo que estaba destinado a resolver.

Todo tiene su final como dice la canción

En realidad lo que los divide es estar donde es, o como se dice popularmente, “ponerse donde hay”, las candidaturas y por supuesto sus triunfos, implican una cadena de puestos o designaciones para “resolverse” Mientras tanto la situación empobrece y exaspera a la población, que conducirán a una explosión popular, mayor que lo sucedido en el 89.

La Crisis

Ver de acuerdo a la crisis económica y social, que se extiende y se acelera, hacia adonde va el país los ubica todavía en el PSUV o en una alternativa para continuar figurando. Unos se deciden llamar al voto crítico por el chavismo, deslindándose de Marea y los otros manteniendo su bandera como Marea, lanzan candidaturas propias y apoyos, proponen que se apliquen medidas de emergencia para salir de la crisis, sin decir cuáles son.

El gobierno trata de implementar paliativos que no les entorpezca sus apetencias electorales, estos bríos los hunde más al intentar contener la inflación, lo que hace en realidad, es decuplicar los precios, su política con imposición y represión de precios justos logra la magia de desaparecer los alimentos que reguló, esto hará que cuando salgan, sean a precios de oportunidad, más caros por su difícil acceso.

Rescatar el país se trata de ver que tenemos, controlar su existencia, distribución, producir lo que falta o escasea y en última instancia importar lo imposible de producir acá. Esto solo se puede lograr con auditorías, control autentico y democrático de los trabajadores, lo contrario es rescatar con ajustes, que no es otra forma que hacer pagar la crisis a los trabajadores para remontar las ganancias de los capitalistas

El proyecto que sea, se hunde tanto como el precio del barril de petróleo

Con este fin es crucial desnudar que todo lo que hacen los chavistas, incluidos los de Marea, el PCV y el chiripero del “Gran Polo Patriótico”, no es ningún proceso, a no sea el de enquistarse en el poder para seguir usufructuando la renta petrolera. Nada nuevo bajo el sol desde el inicio de la explotación petrolera. Mucho menos revolución y con su calificativo de bolivariana es un contrasentido. Todo conducirá a que los precios de los productos de la cesta básica, tenderán a subir con la liberación del control cambiario, el aumento de la gasolina, de los impuestos y la eliminación del HCM sin una real alternativa de salud, es un suicidio.

Para evitar que el hambre, el desempleo e insalubridad sean las consecuencias, hay que revertir la situación y hacer que la economía sirva a nuestras necesidades, en lugar de se sirva de nosotros para su “economía”. Convertir las instituciones de la sociedad en nuestro beneficio implica destruir a las que nos explotan y crear nuestros organismos de poder, que en un primer momento se opongan a los de nuestros opresores.

Por ahora, los trabajadores no están unidos, ni siquiera los que están luchando.

Nuestros enemigos se dan la mano para rescatar el país de ellos, gobierno cívico militar, chavista, mud y sus variantes, todo lo contrario para que el país responda a las demandadas de los trabajadores, en este sentido es necesario hacer un frente unido de los sindicatos, comunidades y organizaciones de izquierda con un plan de lucha que incluya la nacionalización del control del comercio exterior y nacionalización de la banca, bajo estricto control de los trabajadores, restitución de los sindicatos con autonomía para que con sus métodos propios luche para alcanzar un salario de acuerdo a el costo de la canasta básica, un aumento general de salarios urgente, contratación colectiva, derecho a huelga, fin de la tercerización, todo trabajador fijo o temporal debe tener iguales beneficios.

Todo esto solo se alcanzara con la organización y la lucha. La Unete y las bases sindicales, trabajadores, comunidades y organizaciones de la izquierda que se movilizan, pueden y deben ser los autores de este propósito

*en Aporrea, aparentemente neutro se expresan las notas de Marea Socialista y el sector que sale para continuar apoyando al PSUV, ambos referidos a las cercanas elecciones de diputados la Asamblea Nacional del 6 de Diciembre.

http://www.aporrea.org/actualidad/n281420.html
http://www.aporrea.org/ideologia/a217516.html
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s