Editorial #1 La Pipa Rota: Se acabó el embrujo, luchemos por la independencia de clase

Por: Comité editorial La Pipa Rota

La crisis que atraviesa Venezuela confirma el regreso de la tragedia. Se repite el ciclo de incapacidad transformadora y el camino de la traición bajo patrañas reformistas. El engaño que dibujó un proyecto de sociedad distinto produjo una especie de embrujo popular que, ante la complejidad de los problemas actuales, está empezando a ser superado.

Muchos no tienen ni la mínima idea de lo que sucedió, otros no quieren aceptarlo. Algunos, cómplices del reparto clientelar, solo se hacen los tontos y repiten consignas falseadoras. Hay quienes se preocupan, quienes presentan buenas intenciones, pero sus argumentos se ahogan en un océano de contradicciones. La política de la plegaria desesperada que llama a una supuesta rectificación estalla al chocar con la realidad. No existen los referentes teóricos, todos se vendieron al mejor postor, prefirieron el camino fácil.

Una parte del pueblo, aquella que no puede huir de la opresión, demanda coherencia. Las organizaciones que dijeron representarlo hicieron totalmente lo contrario. Eran disfraces, impostores. El teatro fue decorado con los dólares de la renta petrolera, pero cuando estos se acabaron, se develaron las tinieblas que amenazan a los venezolanos. La crisis que arrasa el poder adquisitivo de los que viven de la venta de su fuerza de trabajo es resultado de las presiones de la burguesía por evitar el decrecimiento de su tasa de ganancia.

Ante la falta de coherencia actual nos toca recurrir a un referente que ya no está físicamente. Quizás el más irreverente, el más realista, el de las palabras incomodas, el que advirtió desde el principio que todo era una gran mentira. No le creímos, su criterio científico no pudo con el embrujo, del que también fuimos parte. Ese maestro imprescindible es Domingo Alberto Rangel.

La larga trayectoria de Domingo ya había enfrentado situaciones parecidas. Los petrodólares en la era CAP, los doce apóstoles, el nuevo rico que se endeuda, que hipoteca al país. Todo está en ese maravilloso libro que escribió con la colaboración de Pedro Duno: La Pipa Rota.

La Pipa Rota no solo desenmascaró a los impostores,  a aquellos que hicieron todo lo posible por lesionar la dignidad popular, también propuso un programa para derrotarlos, removiendo a los usurpadores de las consignas de la Clase Obrera y sus aliados.

Por todo lo descrito, decidimos crear una herramienta de denominación similar, La Pipa Rota, un espacio para el estudio, el debate y la difusión de la realidad política venezolana, contra quienes intentan continuar el embrujo que evita la independencia de la Clase Obrera venezolana, que es lo que en ultima instancia, le permitirá lograr las tareas históricas a las que está llamada.

En este orden de ideas, les invitamos a visitar el blog lapiparota.wordpress.com, donde podrán encontrar una selección de artículos de opinión, trabajos de investigación, noticias, entrevistas,  videos y libros, que desnudan el entramado político de Venezuela. A su vez,  tenemos la disposición de publicar aquellos artículos enviados al correo: lapiparota@gmail.com . Semanalmente publicaremos una editorial de La Pipa Rota, comentando los temas de mayor relevancia de la realidad nacional e internacional.

No tenemos por qué ocultarlo. La Pipa Rota hace esfuerzos por la conformación de una organización de rigurosa producción intelectual y denuncia política que verdaderamente exprese los intereses de los explotados y los pospuestos: La Clase Obrera. Se acabó el embrujo, luchemos por la independencia de clase.

Anuncios

One thought on “Editorial #1 La Pipa Rota: Se acabó el embrujo, luchemos por la independencia de clase

  1. Me parece altamente positivo que La Pipa Rota se haya propuesto publicar una editorial que necesariamente los ubica del lado de la independencia de clase. Como también exponen, no será la única, lo que les permitirá establecer diferenciaciones y propuestas en torno a la izquierda en el país.

    Pero toda diferenciación, y delimitación, implica hacerlo respecto al chavismo, no sólo el que vemos hoy con los “hijos” de Chavez, Maduro y Diosdado así como la caterva de militares defensores del Estado burgués prestos a usar su derecho a la represión y a las armas en nombre de su salvación, sino también con el “padre” originario que representó el propio Chavez y cómo casi toda la izquierda terminó postrada ante él en aras de su progresismo defensor de ese mismo Estado y bajo la parafernalia del “socialismo bolivariano”, un contrasentido histórico en el marco de la lucha de clases y claramente negador de la independencia política de la clase obrera.

    El balance, por tanto, es necesario e imprescindible, porque aun hay millones de proletarios engañados en su ilusión de chavismo que precisamente les representa una camisa de fuerza para su independencia política. En la lucha de clases no puede haber medias tintas si perseguimos la hegemonía de la clase obrera por su propio gobierno para así, al menos, intentar ir al socialismo. No lo fue el gobierno de Chavez como tampoco menos lo es el de Maduro-Diosdado. Es una tarea cuesta arriba, cuando la crisis del capital arrecia tras su búsqueda imposible de sostener su alicaída tasa de ganancia sino es sobre los hombros de los explotados y el pueblo que nada o poco tiene, llegarle a las masas para sacudirlas de sus ilusiones de conciliación de clases que los jefes del chavismo le forjaron, y a la par, convencerlas que el verdadero socialismo no es el que les ofreció Chavez sino el que pueden ellas conquistar con su independencia política y bajo la total autonomía del gobierno actual y sus instituciones.

    El lunes negro de hoy anuncia una aceleración de la bancarrota del capital mundial y Venezuela ya recibe sus embates con la caída estruendosa del barril petrolero que podría vaticinarse cercano a los 30 dólares entre ésta y la otra semana (menos de lo que llegó a estar en enero de 2009 con mucho menos presión inflacionaria y déficit fiscal). Maduro seguirá con su circo porque el pan ya no solamente escasea sino que tendrá que conjugarlo en tiempo futuro llegando para quedarse, mientras, los salarios seguirán el rumbo ya propuesto de mayor depreciación y el coro de economistas de izquierda planteando volver a las propuestas económicas con las cuales desde el “chiripero” apoyaron a que Caldera II volviese a ser gobierno.

    Necesitamos una consigna que, uniendo a los explotados, ayude a desenmascarar la farsa chavista-bolivariana a la par que nos diferenciamos abiertamente de cualquier oportunismo proveniente de la derecha. Digo una consigna porque la debilidad y la dispersión de la izquierda clasista, frente al resto de la izquierda y frente al propio chavismo y sus aliados del Polo Patriótico, es obvio que no podrá canalizar a las masas que se volcarán enardecidas a las calles cuando la crisis se profundice aun más y no tengan un mínimo de organización frente a la previsible represión a la que serán sometidas. Una consigna que les haga entender que no son ellas las que deben pagar la crisis sino los capitalistas que la crearon. Una consigna que una al planteo de la independencia política la necesidad de obligar al gobierno a abandonar el salvataje a la burguesía propia y de afuera. Una consigna transicional que les plantee que está en sus manos la salida a la crisis y no en manos de terceros iluminados de la pequeña burguesía. Esa consigna no puede ser otra que SUSPENDER INMEDIATAMENTE EL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA E INTERNA porque es con tales pagos cómo el gobierno salva a los capitalistas de afuera y de adentro, de la banca financiera internacional y de la que cumple su papel de sus testaferros y apoderados en el país.

    No hay divisas sino para pagar deuda ETERNA, No hay bolívares sino para pagar a la banca la deuda suscrita en créditos adicionales que duplica ya el presupuesto anual. No es un tema, solamente, de control de cambios o unificación cambiaria, es un problema de insolvencia que se traduce en un déficit del 20% de PIB, que viene en caída libre desde el primer trimestre de 2014, que pretenden los salvadores del capitalismo en el gobierno hacerlo pagar a los trabajadores y el pueblo como de la misma forma lo haría cualquier alternativa proveniente de la oposición de derecha. Esto es mucho más sencillo de explicar al pueblo y a los trabajadores que cualquier arrebato izquierdista en el marco del gobierno de los trabajadores o su símil de la dictadura del proletariado, que si bien no se debe abandonar no es lo prioritario para tratar de influir en la independencia política imprescindible ante el Estado por la profundización de la crisis del capital. Obligando pueblo y trabajadores a los administradores del Estado a suspender cualquier pago de deuda incidimos en la forma en cómo tales recursos pueden ser administrados porque sería de ilusos que si lo podemos conquistar ahora se lo dejaremos en manos de los dilapidadores del país: gobierno, capitalistas, sus estamentos pequeño burgueses representados en los partidos reformistas y conciliadores tanto del chavismo como de la derecha.

    Podemos confluir las distintas vertientes de la izquierda no plegada al chavismo en esta consigna esencial cuando las perspectivas revolucionarias de las masas hagan frente al ajuste. Cómo difundir esta consigna es la labor que de aquí en adelante debemos afrontar. No auto-convocarnos en este objetivo es volver a llevar a las masas a otro matadero peor que el Caracazo,

    POR LA SUSPENSIÓN INMEDIATA DE TODO PAGO DE DEUDA EXTERNA E INTERNA

    NI UN DÓLAR MÁS PARA EL CAPITAL FINANCIERO MUNDIAL EN BANCARROTA

    NI UN BOLÍVAR MÁS PARA LA BANCA CRIOLLA QUE LE PRESTA A LOS CORRUPTOS DEL GOBIERNO

    MONOPOLIO DEL COMERCIO EN MANOS DE LOS TRABAJADORES

    NACIONALIZACIÓN SIN INDEMNIZACIÓN DEL SISTEMA BANCARIO VENEZOLANO BAJO CONTROL DE LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO

    POR EL GOBIERNO DE LOS TRABAJADORES, ÚNICO PASO POSIBLE AL SOCIALISMO

    POR LA REVOLUCIÓN PROLETARIA MUNDIAL

    Mis saludos,

    Roberto Yépez
    Opción Obrera

    PD: Si está al alcance de los compañeros de La Pipa Rota, podrían llevar como artículo este mi comentario. Si así pudiese ser, con el siguiente título: LEVANTEMOS LA CONSIGNA POR LA SUSPENSIÓN INMEDIATA DEL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA E INTERNA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s